Hay gente viajando por todo el mundo para fotografiar alpacas y son adorables

Hay gente viajando por todo el mundo para fotografiar alpacas y son adorables

Viajamos por muchos motivos, pero la fotografía se está convirtiendo en uno de los más populares. Todo es susceptible de ser capturado por nuestra cámara: monumentos, paisajes, desayunos, hoteles… Y por supuesto, animales, entre los que se encuentran las simpáticas alpacas, que están conquistando las redes.

Solo si buscamos el hashtag #alpaca en Instagram, nos encontramos, de momento, con 2.594.211 publicaciones. Y no hay ni una, que no provoque una sonrisa, así que no es de extrañar que triunfen tanto. No se puede ser más cuqui.

Hay quien viaja miles de kilómetros para hacerles la foto en su hábitat natural, aunque también tenemos opciones mucho más cercanas. Vamos a descubrir un poco más sobre cómo son estas encantadoras amigas, y dónde podemos encontrarlas.

Por qué nos gustan tanto las alpacas

Alpaca Joven

Mateusz D – Unsplash

¿Serán sus ojos dulces? ¿La suavidad de su pelo? ¿La cara de eterno despiste? Tal vez, pero las alpacas no solo son queridas por su fotogenia.

Si no las haces enfadar (y mejor no lo hagas porque te escupirán), su comportamiento es dócil y amable, y pueden generar un vínculo muy estrecho con los humanos. Son cariñosas, se llevan bien con los niños, y hasta parece que les gusta posar. Cómo no amarlas.

Alpaca

Sébastien Goldberg – Unsplash

Las alpacas pertenecen a la familia de los camélidos, son originarias de Sudamérica, en concreto de los Andes, y se cree que han sido domesticadas hace más de 6.000 años.

Durante la época inca, eran consideradas un símbolo de riqueza y su lana se reservaba para la nobleza. Las prendas de alpaca tienen una textura muy agradable, abrigan mucho y mantienen el calor mejor que los plumones. Así que, otro punto para ellas.

¿Cuáles son los mejores sitios para ver alpacas?

Las alpacas han sido parte integral de la vida de las comunidades andinas durante siglos, y se adaptan muy bien a los climas fríos y montañosos de la región. Además de disfrutarlas en sus entornos naturales, podemos aprender sobre su historia y la importancia que tienen en la vida de las comunidades locales.

Alpaca Peru

Carlos Ruiz Huaman – Unsplash

En Perú, por ejemplo, la región de Puno es famosa por su rica cultura andina y sus alpacas. Aunque las actividades turísticas están suspendidas temporalmente, debido a los acontecimientos políticos que ocurren en el país, y es recomendable informarse de la situación antes de planificar un viaje.

Además de Perú, Bolivia, con la altiplánica de La Paz, la región de Quito en Ecuador, Santiago y la Patagonia de Chile o la provincia de Salta, en Argentina, también son destinos ideales para conocerlas de cerca.

Visitar alpacas en España

Descubrir sus orígenes puede ser la excusa perfecta para planear un viaje a algún país de Sudamérica, pero, hoy en día, podemos encontrar granjas de alpacas en países de todo el mundo, incluídos los de Europa, y por supuesto, España.

Su función principal es aprovechar la lana, pero a veces también organizan visitas, paseos, y actividades para conocer mejor estos animales. Es fácil imaginar que los niños se lo pasan en grande, aunque los mayores tampoco se quedan cortos.

Estas son algunas de las granjas que podemos visitar:

Aunque otra buena opción es instalarnos en el Hotel 3 Alpacas, en Villaviciosa (Asturias), para pasar más días en su compañía. Porque con las alpacas, lo único difícil es despedirse. Aunque siempre nos quedarán las fotos, claro.

Portada | Josiah Farrow – Unsplash


La noticia

Hay gente viajando por todo el mundo para fotografiar alpacas y son adorables

fue publicada originalmente en

Diario del Viajero

por
Teresa Morales

.

Tags: , , , , , , ,

Esta playa de Granada es ideal para disfrutar del sol en invierno

Esta playa de Granada es ideal para disfrutar del sol en invierno

Este invierno se nos está haciendo un poco largo, pero por suerte hay lugares, no muy lejanos, en los que podemos disfrutar del sol incluso en febrero o marzo. Un sol que calienta sin quemar, y que produce una sensación muy parecida a la felicidad. Sobre todo cuando se acompaña del sonido del mar.

En la playa de la Guardia, de Salobreña, podemos encontrar temperaturas amables, tranquilidad, y uno de los parajes más bonitos que ofrece el mediterráneo. No por nada está en la Costa Tropical (Granada). Un nombre que suena a vegetación abundante, palmeras y aguas cristalinas, y eso es justamente lo que nos espera. 

Un clima privilegiado en un entorno paradisíaco

Salobreña - Playa

Wikimedia

Salobreña tiene 320 días de sol al año y temperaturas medias invernales entre los 12º y de 24 ºC. Además, la ausencia de edificios altos en la mayoría del territorio que abarca, hace que empecemos a notar el abrigo del sol desde bien temprano.

La playa de la Guardia está rodeada de cultivos agrícolas, mide poco más de 1 kilómetro y la delimitan, el peñón de Salobreña, en un lado, y la playa de la Caleta, por el otro. Así que si nos ubicamos en el centro, solo divisaremos el mar, la naturaleza, y las impresionantes vistas del pueblo y del Monte de los Almendros, con sus típicas casitas blancas andaluzas.

Un chiringuito para comer de lujo

Restaurante El Peñón, Salobreña

Justo al inicio de la playa se encuentra el restaurante El Peñón. Fundado en 1954, conserva todo el encanto de los chiringuitos de antaño, en el interior y en la terraza. En algunas mesas da la sensación de estar comiendo en un barco, porque está literalmente situado sobre el mar, y es lo único que se ve al mirar por la ventana.

Su especialidad son los pescados y mariscos del puerto de Motril, al espeto, a la plancha o fritos. Aunque también sirven carnes y platos más elaborados como el rape a la marinera o el arroz con bogavante. Tuve la suerte de probar el espeto de pulpo, los salmonetes fritos y los mejillones Al-Ándalus, y puedo confirmar que estaba todo riquísimo.

Salobreña, el pueblo que mira al mar desde las alturas

Pueblo Salobreña

Arunas – Pixabay

Ya que estamos en la playa, merece la pena hacer una visita al casco antiguo de Salobreña, que está situado sobre un peñón. Un laberinto de muros encalados, por el que es tan fácil como estimulante perderse.

Subir por sus calles estrechas y empedradas, a pesar de que algunas pendientes son importantes, tiene recompensa. Arriba nos espera un precioso castillo de la época nazarí y unas panorámicas espectaculares.

El pueblo se sitúa sobre un valle repleto de árboles frutales, de aguacate y de mango, por lo que, desde la cima, podemos admirar el verde del campo, los azules del mar y la majestuosidad de las montañas de Sierra Nevada.

Y además, si nos esperamos al atardecer, veremos también la magnífica puesta de sol, tiñendo de rojo el cielo y la playa. Imposible describir tanta belleza. Salobreña, en invierno, calienta el cuerpo y el alma.

Portada | Jorge Fernández Salas – Unsplash


La noticia

Esta playa de Granada es ideal para disfrutar del sol en invierno

fue publicada originalmente en

Diario del Viajero

por
Teresa Morales

.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Los 5 mejores sitios para tapear en Zaragoza (y ninguno está en el Tubo)

Los 5 mejores sitios para tapear en Zaragoza (y ninguno está en el Tubo)

Zaragoza es una ciudad magnífica para ir de tapas. Los que tenemos la suerte de vivir aquí lo sabemos muy bien, pero además está oficialmente confirmado, ya que uno de sus establecimientos, La Clandestina Café ganó el premio a la mejor tapa de España en la pasada edición de Madrid Fusión.

Aprovechando la ocasión, he querido elaborar una lista con los mejores sitios para tapear en la ciudad. Son mis favoritos, y también los de muchos zaragozanos. Como podrás comprobar, ninguno está en el Tubo, pero vale la pena salirse un poco de la ruta marcada para descubrir los sabores más auténticos.

Por supuesto, todo es cuestión de gustos, pero si los pruebas te darás cuenta de que, cuando se come tan bien, lo subjetivo se transforma en verdad.

1. Bar Gallizo: donde el vermú es sagrado y exquisito

Bar Gallizo

Es el alma de La Magdalena, un barrio vibrante, bohemio y con mucho encanto, que todavía conserva esos aires de pueblo en los que los vecinos se conocen y se saludan. Aquí conviven en paz los negocios de toda la vida con los locales más modernos, sin que amenace la sombra de la gentrificación. Y entre los bares con más solera, está el Gallizo, como símbolo de unión del pasado y el presente.

Con casi 90 años de historia, conserva su bonita barra de azulejos y ese aire entre rockero y bar de toda la vida, que lo hace tan especial. El ambiente es excelente, consiguen, de verdad, hacerte sentir como en casa, y las tapas son todavía mejores.

Huevo Gamba Empanadilla

La vitrina siempre está repleta de fritos de alta calidad. Los tradicionales: empanadillas de atún, croquetas, bacalao (digno del mismísimo Jehová), jamón con chorreras (jamón, queso y huevo duro) o huevo gamba, un clásico en Zaragoza, que consiste en un huevo relleno de escabeche de atún y una gamba, rebozados estilo gabardina. Y opciones más actuales, como las alcachofas con queso y los tacos de carne picante o pollo con curry.

En todos se nota la calidad de los ingredientes y el mimo con que están hechos. Que no te confunda la palabra “fritos”, son muy ligeros y, sobre todo, deliciosos. Además, también se pueden pedir raciones, como la de mejillones (fresquísimos) con romesco, o sus patatas especiales, con tomate natural.

Patatas Tomate Natural

El local está en la C/ San Lorenzo 44. Abre los jueves para las cenas, viernes y sábado de 12:30 a 17:30 h y a partir de las 20 h, y los domingos solo al mediodía, con hora de cierre variable. Nunca falta gente, pero vale la pena entrar y hacerse un hueco, para tomarse una tapita con un vermú, un vino o una cerveza. Eso sí, olvídate del reloj, porque en el Gallizo se sabe a qué hora empieza el vermú, pero nunca a la que termina.

2. Los Victorinos: arte gastronómico en miniatura

Victorinos Taberna

Cuando veas la barra de Los Victorinos no vas a saber qué pedir, y es normal, todo tiene una pinta tan apetecible, que cuesta decidirse. En pleno Casco Antiguo, pero casi escondida en un callejón (C/ de José de la Hera, 6) en esta pequeña taberna con decoración taurina, se sirve alta cocina en forma de tapa, con la compañía de los mejores vinos.

Croqueta de boletus con trufa negra, solomillo de pato a la naranja, carrilleras de ibérico al vino tinto, canelón de bacalao con trufa blanca, queso de Radiquero con mermelada casera de trompetas de la muerte, alcachofa rellena de marisco… Son solo algunos ejemplos porque la variedad y la calidad abundan. Además, la simpatía y la buena atención también son marca de la casa.

Tapas En Victorinos

Un punto de encuentro para locales y turistas, que aunque suele estar lleno, siempre tiene algún momento en que se puede pillar un huequito en la barra y disfrutar de todo un festival para los sentidos. Abren de martes a viernes, de 19h al cierre, y sábados y festivos de 12 a 16 h y de 19 h al cierre.

3. Restaurante Tragantúa: decir alta cocina se queda corto

Tapas Tragantua

Se cuela un restaurante en la lista, pero era imprescindible que estuviera, ya que además de comer a la carta, en el Tragantúa también se puede tapear en la barra. Está todo tan riquísimo que había que mencionarlo.

Muy cerquita de Los Victorinos, en la plaza Santa Marta, se encuentra esta gran taberna que triunfa por la excelencia de su producto y la buena atención al cliente. Abrió en 1988, en una zona tan turística como querida por los maños, y desde entonces no ha parado de servir el marisco más excelente, vivo, cocido y a la plancha, y una croqueta de jamón que, aunque no se ha llevado el premio a la mejor del mundo, sí se merece el de croqueta de honor, por lo menos.

Gamba Roja Tragantua

Probando sus navajas, mejillones, berberechos, almejas, zamburiñas, ostras, gambas o carabineros, acompañados de una copa de vino blanco o champán bien frío, parece mentira que estemos tan lejos del mar.

La frescura y el sabor de sus platos te transportan a la costa (inserta aquí tu playa favorita). Aunque también se pueden pedir otras especialidades como las yemas de espárragos XL con salmón, el jamón de bellota 100% ibérico o los piquillos artesanos. Abren todos los días de 12:30 a 00:00 h y la cocina funciona de 13:00 a 15:45 h y de 20:00 a 23:00 h.

4. Casa Agustín: cerveza bien tirada y tapas de 10

Casa Agustin

Nos movemos de la zona centro para adentrarnos en el barrio de Delicias. Justo al lado de su alegre mercado, en la calle de Jorge Jordana 6, se encuentra, desde 1939, Casa Agustín. Un local que conserva todo el estilo y ambiente cañí de antaño, en el que reinan las tapas más típicas en su mejor versión.

Son famosos por las anchoas en salmuera, pero los torreznos, calamares, bravas, vinagrillos, guardias civiles picantes, chipirones o gambas a la andaluza, tampoco se quedan atrás. Otra de las especialidades que triunfa son las madejas, una tapa muy típica de Aragón que se elabora con las tripas finas del cordero. Una auténtica delicia, aunque de entrada, suelen causar un poco de asombro entre los que no están acostumbrados a la casquería.

Madejas

Dicen que tienen la cerveza mejor tirada de Zaragoza, y aunque todavía no he podido probarlas todas, casi podría jurar que sí. Se puede pedir en diferentes medidas, pero para el vermú nada como una caña fresquita, con su espuma perfecta. Atienden todos los días, excepto los lunes, de 10 a 15 h y de 18 a 22 h. Los domingos el horario cambia, de 10 a 16 h.

5. Bar Estudios: el paraíso de los amantes del queso

Bar Estudios

Volvemos al punto de partida, La Magdalena, para terminar el tapeo al estilo de las comidas más sofisticadas, con una degustación de quesos. En el Bar Estudios los tienen todos, desde los más suaves a los más intensos, incluidos esos quesos extra fuertes que apasionan a los más queseros.

También están especializados en patés, curados y ahumados, pero el queso es su producto estrella, con una selección increíble de quesos nacionales e internacionales, muchos de ellos premiados, que se puede pedir en tablas o en tapas individuales.

Quesos Bar Estudios

Si no sabes qué quesos elegir lo mejor es dejarse asesorar. Son expertos en la materia y te indicarán en qué orden comerlos para que aprecies todavía más todos sus matices de sabor. La cerveza y el buen vino, tampoco faltan.

El Bar Estudios se encuentra en la calle Estudios 15 (¿quién podía imaginarlo?) y abre todos los días, excepto los lunes, a partir de las 19:30 h, con servicio de 12:30 a 15:30 h los sábados y domingos.


La noticia

Los 5 mejores sitios para tapear en Zaragoza (y ninguno está en el Tubo)

fue publicada originalmente en

Diario del Viajero

por
Teresa Morales

.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Si quieres comerte la mejor croqueta de jamón del mundo tienes que visitar esta ciudad

Si quieres comerte la mejor croqueta de jamón del mundo tienes que visitar esta ciudad

En estos días se celebra la XXIª edición de Madrid Fusión, el congreso de alta cocina internacional que reúne a los profesionales gastronómicos más prestigiosos de cada país. Y allí se hacen cosas tan interesantes como elegir cuál es la mejor croqueta de jamón del evento, que teniendo en cuenta el nivel de los participantes, se puede afirmar que es la mejor del mundo.

El ganador de este año ha sido Juan Monteagudo, del restaurante Ababol, ubicado en pleno centro de Albacete. Una ciudad con mucho para ver y hacer, y más ahora que tenemos tan deliciosa excusa.

Cocina manchega, nouvelle cuisine y croquetas

El restaurante Ababol, que cuenta con una Estrella Michelin, se caracteriza por fusionar la cocina tradicional manchega con la cocina francesa, y ahora también por sus galardonadas croquetas de jamón.

@restauranteababol – Instagram

Según la explicación del chef, para prepararlas infusionan huesos de jamón en una mezcla de leche de vaca y oveja al 50%. Utilizan un poco de gelatina para poder moldearlas bien y las rebozan con pan rallado tradicional muy fino, dando protagonismo al sabor de la bechamel. El jamón, por supuesto, es de bellota ibérico 100%. ¿A quién no le va a gustar una croqueta semejante?

@restauranteababol – Instagram

El restaurante se encuentra en la calle Calderón de la Barca 14, muy cerca del Museo de Albacete, y ofrece diferentes opciones, de menú y a la carta. Es recomendable reservar.

Cosas que hacer en Albacete cuando no estés comiendo croquetas

La estación Albacete-Los Llanos está a tan solo 1 h 30’ de Madrid y tiene servicios de AVE, larga y media distancia. Llegar es fácil y desde allí se pueden visitar los lugares más interesantes de la ciudad a pie, porque todo está bastante cerca.

Caballero n.º 1 de los Villares

Museo de Albacete

Un buen punto de partida es el ya comentado Museo de Albacete. La entrada es gratuita y alberga en su interior diversas salas de exposición permanente que van, desde la arqueología prehistórica de la provincia, hasta las obras de arte realizadas en el siglo XX, con muchas piezas importantes, como la escultura ibérica Caballero n.º 1 de los Villares, del siglo V a.C.

El museo está dentro del parque Abelardo Sánchez, el mayor espacio verde de la ciudad, por donde caminando entre fuentes, esculturas y árboles, llegaremos a la conocida como Calle Ancha. Una vía con solera en la que se puede ir de tiendas y de tapas, mientras se admiran sus edificios emblemáticos.

Un imprescindible en este paseo es el pasaje de Lodares, del arquitecto Buenaventura Ferrando Castells, declarado Bien de Interés Cultural y considerado como una de las calles más bonitas de España. Una galería comercial y residencial al más puro estilo italiano, de las pocas que se conservan en España. En concreto solo quedan tres: esta, el pasaje de Gutiérrez de Valladolid y el pasaje del Ciclón de Zaragoza.

Catedral San Juan Albacete

Berho – Pixabay

Tampoco podemos irnos de Albacete sin conocer la Catedral de San Juan Bautista, con más de cuatro siglos de historia y descansar un rato en la plaza del Altozano, con sus terrazas y el Monumento al cuchillero. Por cierto, los amantes de estos afilados instrumentos encontrarán en el Museo Municipal de la Cuchillería la mayor exposición de cuchillos, navajas y tijeras de España

Por último, si nos quedamos a dormir, en Albacete hay alternativas para todos los precios y gustos. Una muy buena es pasar la noche en El Gran Hotel Albacete, un referente en la ciudad con más de 100 años en funcionamiento. En pleno centro y con una fachada que enamora.

En definitiva, en el Nueva York de la Mancha encontramos de todo: ocio, cultura, historia, gastronomía, belleza… ¿Se puede pedir más? Ah sí, ¡más croquetas!

Portada  | Berho – Pixabay


La noticia

Si quieres comerte la mejor croqueta de jamón del mundo tienes que visitar esta ciudad

fue publicada originalmente en

Diario del Viajero

por
Teresa Morales

.

Tags: , , , , , , , ,

3 planes románticos para San Valentín que no son viajar a Roma ni a París

3 planes románticos para San Valentín que no son viajar a Roma ni a París

Es innegable que París es la cité de l’amour, y también que pocas ciudades tienen el encanto de la eterna Roma (que al revés es amor), pero tampoco es cuestión de juntarnos todos en los mismos sitios, en las mismas fechas.

Hay otros planes románticos, más allá de poner candados en los puentes y pasear a la luz de la luna junto al Sena o el Tíber. Pequeñas escapadas muy íntimas, originales o aventureras, con las que seguro que sorprenderás a tu pareja este San Valentín.

Estas son nuestras tres propuestas, sin salir de España y fáciles de organizar, porque lo sentimental no quita lo práctico. Lo importante es disfrutarlas con mucho amor.

1. Dormir bajo las estrellas en el Valle de Miera

Dicen que los enamorados viven en su propia burbuja, así que, qué mejor que convertir la metáfora en realidad y pasar una noche mágica dentro de una esfera transparente y rodeados de naturaleza.

Chulavista Bubble se encuentra en lo alto de las montañas del valle del Miera, en Cantabria, ofreciendo unas vistas panorámicas espectaculares de día, y un cielo lleno de estrellas por la noche.

Liérganes

Liérganes – Grianghraf (Unsplash)

Sin vecinos, sin tiendas, ni bares, solo vosotros dos, en una habitación con todas las comodidades. También tenéis la opción de que os sirvan el desayuno. Y si al día siguiente os apetece hacer una excursión, a 16 km encontraréis el pueblo de Liérganes, uno de los más bonitos de España.

2. Degustación de ostras sobre las bateas del Delta del Ebro

Puede que eso de que las ostras son afrodisíacas por su alto contenido en Zinc tenga algo de placebo, pero lo que sí es seguro es que están riquísimas, y que pocas experiencias hay tan placenteras como saborearlas cerca del mar.

En el Musclarium no estamos cerca, ¡estamos encima! Resulta fácil imaginar que el placer se multiplica. Solo nos queda acompañarlas con una copa de cava, vino blanco o champagne y disfrutar de las relajantes vistas de la bahía de los Alfaques. Una de las bahías más grandes de Europa, dentro del parque natural del Delta del Ebro.

Hay un servicio de taxis marítimos desde el puerto de San Carlos de la Rápita para llegar y volver de la batea, aunque los packs de regalo incluyen: degustación de las joyas de la bahía (ostras y mejillones), transporte y una explicación de cómo se cultivan. Como en invierno no abren todos los días, es conveniente llamar para consultar fechas o hacer la reserva a través de la web.

3. Amanecer con lobos en la Sierra de la Culebra

Lobo

Andrew Ly – Unsplash

Los únicos animales que se emparejan para siempre son los pingüinos, pero están muy lejos, así que vamos a quedarnos con los lobos. Puede que la pareja no les dure toda la vida, pero se cuidan, se respetan y van a cazar juntos. Y además, son bellísimos, también hay que decirlo.

En la Sierra de la Culebra (Zamora), encontramos la actividad Amanecer con lobos de Llobu, con la que podremos observarlos y conocerlos mejor dentro de su propio hábitat, mientras exploramos la fauna y la flora de la zona.

Puebla De Sanabria

Puebla de Sanabria – Juan Gomez (Unsplash)

Y para dormir la noche antes, o todas las que queramos, tenemos alojamientos rurales con mucho encanto, como El Pico del Fraile, a cinco minutos de Puebla de Sanabria (otro de los pueblos más bonitos de España). En toda la comarca zamorana encontraremos razones para alargar la visita, por si la excursión de San Valentín, termina en mini vacaciones.


La noticia

3 planes románticos para San Valentín que no son viajar a Roma ni a París

fue publicada originalmente en

Diario del Viajero

por
Teresa Morales

.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,