You are here: Home > españa, general, viajar > Ronda: un paraíso con mucho arte

Ronda: un paraíso con mucho arte

Ronda es una ciudad que se enclava en plena serranía malagueña y derrocha arte por todos sus lados. Suelo visitar esta ciudad todos los años para acudir a un evento deportivo que allí se celebra y que cuenta con un gran prestigio internacional. Se trata de una carrera de ultratrail que organiza la Legión española desde hace un montón de años. Yo voy como acompañante, no vayáis a pensar.

Ronda y sus parajes especiales

La primera vez que visité Ronda me quedé prendada de su carácter y su aplomo. Desde el Puente Nuevo podemos disfrutar de unas de las vistas más imponentes que jamás he tenido el placer de admirar. Dando un pequeño rodeo por el Paseo de los Ingleses podemos ser testigos de un acantilado excepcional que no resulta apto para aquellos que padecen de vértigo descontrolado. En tal caso podéis ir a la Alameda, un jardín botánico en lo alto del acantilado rondeño que se convertirá en toda una experiencia.

ronda

Lo mejor que tiene Ronda es que todo lo que encontramos en la ciudad está cerca. Por lo que la vamos a disfrutar caminando. Y desde ya os digo que pasear por este enclave privilegiado es un placer incomparable. La plaza de toros de Ronda en una de las más antiguas del país y podríamos decir que se le da el carácter de monumento por su imponencia. Aquí se prodigaron los primeros bandoleros. En este espacio tienen lugar las tradicionales rondeñas que hacen las mieles de los aficionados a este mundo.

A tan solo una hora de la costa malagueña podemos visitar una ciudad con encanto. Y es que sus gentes son tan agradables que os aseguro que no querréis marcharos de ahí nunca. Cada año descubro novedades y nuevos lugares a los que acudir. Obviamente ya tengo una serie de visitas obligadas cada vez que tengo que pasear por este enclave tan perfecto.

ronda desde el aire

Si visitáis Ronda os recomiendo que os acerquéis a la terraza del Hostal Don Miguel. Este lugar se encuentra pegado al Puente Nuevo. En su terraza podemos tomar un café, una copa o, incluso, deleitarnos con una comida tradicional rondeña. Os recomiendo la visita a este lugar porque es posiblemente el sitio desde el que mejores vistas vais a tener en la vida. La terraza sobresale del acantilado y la realidad es que el paisaje es la perfección pura.

terraza hostal don miguel ronda

Para comer, Ronda es un lugar ideal. Su salmorejo no puede faltar si visitáis la ciudad malagueña. En cualquier bar del centro de esta ciudad comeréis las maravillas tradicionales del lugar. Pero hay un sitio de visita obligada. Se trata del bar El Lechuguita. Aquí podréis probar tradición a precios únicos. Eso sí, no esperéis comer sentados porque será muy complicado si vamos a hora punta.

Ronda